EN DIRECTO

¡Aquí no hay tema, hay temazos!

en SIE7E RADIO

  • NON-STOP

El Orgullo de Madrid vuelve a llenar las calles de color en una marcha multitudinaria contra el odio y la discriminación.

El Orgullo de Madrid vuelve a llenar las calles de color en una marcha multitudinaria contra el odio y la discriminación.

El Orgullo ha congregado a un millón y medio de personas (según los convocantes) y 600.000 personas, según el balance inicial de la delegación del Gobierno
  • Tras dos años de pandemia, el Orgullo LGTBI+ ha vuelto a salir a las calles de la capital este sábado
  • La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, no han asistido a la manifestación

El Orgullo LGTBIQ+ ha vuelto a tomar las calles de la capital este sábado tras dos años de parón por la pandemia; un millón y medio de personas (según los convocantes) y entre 600.000 y 700.000 personas (según delegación de Gobierno) han llenado Madrid de color, según datos facilitados por la Delegación del Gobierno.

«Frente al odio: visibilidad, orgullo y resiliencia” ha sido el lema elegido por los organizadores -la Federación Estatal FELGTB y la asociación madrileña COGAM-, para insistir en que nadie les va arrebatar los derechos adquiridos.

Ausencia del alcalde y presidenta de la Comunidad de Madrid

Sobre la ausencia del alcalde madrileño en la marcha, la vicealcaldesa Begoña Villacís, ha afirmado que la asistencia «se ha convertido en un derecho de los madrileños pero no en una obligación».

Tampoco ha acudido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz ayuso, una ausencia que la diputada de Más Madrid Mónica García ha criticado.  «Echamos de menos a la presidenta Ayuso y al alcalde Almeida, que hay algo de su sectarismo que les impide ver toda esta alegría y reivindicación», ha afirmado.

La cabecera de la manifestación ha llegado a la plaza de Colón, donde se ha leído el manifiesto de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+) y del colectivo LGTBI+ de Madrid, COGAM. Un texto que  ha estado marcado por la reivindicación de la necesidad de unidad frente a un “odio que viene” y que “pretende envenenar a toda la sociedad”. Estrategia, han asegurado, que busca dividir y enfrentar a los grupos vulnerables, pero contra la que se preparan para combatir. «No nos van a intimidar, no nos van a hacer volver al armario, no nos van a convertir en personas con rabia y egoísmo, por mucho que nos acosen, por mucho que nos ataquen».

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Go to Top