Los técnicos del Pevolca dan por concluida la erupción del volcán de La Palma

Los técnicos del Pevolca dan por concluida la erupción del volcán de La Palma

La UME ha detectado gases que pueden provocar la muerte en treinta minutos en la zona de exclusión del volcán

El final de la erupción del volcán de Cumbre Vieja es una realidad, después de que haya pasado el periodo de diez días de inactividad fijado por los expertos una vez que el volcán no emitiera más gases ni lava.

La propia portavoz científica del Pevolca, María José Blanco, se pronunció el día anterior en términos similares al asegurar que «todo apunta a que la erupción volcánica está agotada». Sin embargo, desde el comité técnico del Pevolca se mantendrá el seguimiento de la evolución del propio cráter pese al anuncio del final de la erupción. Una de las principales razones de esta decisión se debe al proceso de desgasificación tanto en las coladas como en el propio edificio volcánico.

Con respecto al propio comité científico, continuarán reuniéndose de forma más espaciada en función de las novedades que se produzcan con respecto a la evolución del volcán en los próximos días, y éste se mantendrá constituido al mismo tiempo que se llevan a cabo los procesos de rehabilitación de los servicios esenciales, según informa ‘RTVC‘.

Se mantienen los bajos niveles de emisión de gases

Pese a la detección de un pequeño flujo lávico el pasado 19 de diciembre, fecha en la que también se detectó una elevación del terreno de unos ocho centímetros y que se revirtió totalmente, ya no se ha vuelto a detectar ningún tipo de deformación que se pueda asociar a la actividad del volcán y que pueda suponer riesgo alguno.

Por otra parte, se mantienen los niveles bajos con respecto a la emisión de gases, principalmente de dióxido de azufre, cuyos niveles no se superan desde hace más de diez días. La calidad del aire se mantiene en buenos niveles en todas las estaciones, incluidas las de las zonas habitadas en Los Llanos de Aridane.

Otro dato positivo, y que ha sido clave para anunciar el final de la erupción en La Palma, es la sismicidad registrada. En las últimas 24 horas, solo se han registrado 13 seísmos a gran profundidad con una magnitud de entre 1,4 y 2,5 (mbLg). Ninguno de ellos fue sentido por la población palmera. En los últimos días apenas se ha percibido tremor volcánico.

La superficie afectada por la lava alcanza las 1218,87 hectáreas

Desde que comenzase la erupción el pasado 19 de septiembre, la superficie afectada por las coladas de lava alcanza las 1218,87 hectáreas. Por otro lado, más de mil edificaciones han sido arrasadas. De todas ellas, la mayoría corresponden a edificios de uso residencial (1345).

Además, también se han visto afectadas 73 kilómetros de carretera y más de 300 hectáreas de cultivos en toda la isla de La Palma. La mayoría de ellas corresponden a plataneras, aunque otras superficies como viñedos y de aguacate se vieron perjudicadas. Entre los municipios damnificados se encuentran Tazacorte, El Paso y Los Llanos de Aridane.

Más de siete mil personas tuvieron que ser evacuadas debido a la erupción del volcán. Un total de 560 personas se encuentran albergadas en hoteles, mientras que hay 43 personas dependientes alojadas en centros sociosanitarios, según los datos ofrecidos por el 112 de Canarias.

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!