Muere a los 94 años el actor Sidney Poitier, la primera estrella negra de Hollywood

Muere a los 94 años el actor Sidney Poitier, la primera estrella negra de Hollywood

Nominado al Oscar en dos ocasiones por 'Fugitivos' y 'Los lirios del valle', recibió el galardón por esta última película y otro honorífico en 2002

Sidney Poitier, el primer actor negro en ganar un Oscar como protagonista en su papel en Los lirios del valle (1963), ha muerto este viernes a los 94 años, según ha confirmado el director general en funciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de Bahamas, Eugene Torchon-Newry.

En Los lirios del valle, el actor interpreta a un manitas que ayuda a unas monjas alemanas a construir una capilla en el desierto. Cinco años antes, había sido el primer hombre negro nominado a un Oscar por su papel en Fugitivos.

Poitier fue la segunda persona negra en hacerse con un Oscar después de Hattie McDaniel, quien obtuvo el premio a Mejor Actriz de Reparto por Lo que el viento se llevó.

El bahameño eligió sus papeles con cuidado, enterrando la vieja costumbre de Hollywood por la que los actores negros únicamente podían aparecer en contextos como limpiabotas, conductores de tren y criadas.

Hijo de familia bahameña, Poitier nació durante un viaje de sus padres a Miami, por lo cual obtuvo la doble nacionalidad estadounidense y bahameña. Luego de servir en la Segunda Guerra Mundial, hizo su debut como actor sobre las tablas de Broadway entrando en el radar de un director tan prestigioso como Joseph L. Mankiewicz, que le dio un papel secundario en Un rayo de luz. Era 1950, y a partir de entonces Poitier se las apañaría para trabajar con los más grandes directores: poco después colaboró con Budd Boetticher en su drama bélico Hermanos ante el peligro, y en 1955 conocería su primer éxito en taquilla gracias a Semilla de maldad, que dirigía Stanley Kramer y protagonizaba Glenn Ford.

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!