Nuevo récord: la gasolina y el gasóleo cada vez más caros

Nuevo récord: la gasolina y el gasóleo cada vez más caros

En la última semana, el gasóleo se sube siete céntimos y la gasolina dos, según el Boletín Petrolero de la UE: La de 95 supera los 2,14 euros el litro y el diésel los 2,07

La gasolina 95 se vende en España a una media de 2,141 euros el litro, mientras que el gasóleo lo hace a 2,076 euros, según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Los dos combustibles están por encima de la media de la UE, de 2,036 euros para la gasolina y de 2,031 para el gasóleo. La de 95 octanos, se ha encarecido dos céntimos (1,13 %) y el diésel siete céntimos (3,64 %), además la gasolina es más cara que en el promedio de la zona euro (2,095 euros).

Ese importe incluye los impuestos, pero no refleja el descuento de 20 céntimos por litro o mayor, en función de la petrolera y de las promociones a los clientes fieles. Aplicada la subvención, el precio de la gasolina sería unos 12 céntimos más caro que en la última semana de marzo (1,818 euros), antes de establecerse la medida, con lo que el encarecimiento ha absorbido totalmente la ayuda.

En el caso del diésel, el precio medio del litro ha registrado un alza del 3,64 % en la última semana, para superar por segunda semana consecutiva el listón de los dos euros (2,076 euros).

Así, al aplicar la rebaja de los 20 céntimos por litro, su importe sería unos tres céntimos superior al precio que marcaba a finales de marzo (1,837 euros por litro).

Con respecto a la misma semana de hace un año, el precio medio del litro de gasolina se ha encarecido un 55,82 %, mientras que en el caso del gasóleo es un 67,68 % más caro, aunque sin tener en cuenta la bonificación.

Facua pide precios máximos

Facua-Consumidores en Acción denunció que los carburantes acumulan una subida interanual de casi 80 céntimos por litro, lo que le ha llevado a tocar precios récord, y ha reclamado al Gobierno la fijación de precios máximos «como única solución eficaz ante la carestía». Así lo señaló su secretario general, Rubén Sánchez.

La asociación denuncia que el sector «se ha burlado» de la bonificación y pide que el Gobierno solicite a Bruselas un cambio regulatorio para poder intervenir los precios de los carburantes «estableciendo topes de forma periódica, la única solución eficaz ante la carestía que sufren los consumidores».

Destaca que sigue sin recibir respuesta a las denuncias que presentó contra 230 gasolineras ante el Ministerio de Consumo, las autoridades autonómicas de protección al consumidor y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, por subir sus precios cinco céntimos o más el mismo día que entraron en vigor los descuentos, el pasado 1 de abril.

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!