Subida del impuesto de matriculación: los coches se encarecerán una media de 800 euros

Subida del impuesto de matriculación: los coches se encarecerán una media de 800 euros

El nuevo impuesto de matriculación que ha entrado en vigor pone en riesgo la venta de 100.000 vehículos

A partir de hoy 1 de enero de 2022 entra en vigor la normativa comunitaria de medición de consumo y emisiones basadas en el ciclo WLTP (Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure) para calcular este tributo en base a los tramos de emisiones originales.

Recordemos que este tributo se paga solo una vez cuando matriculamos el vehículo después de comprarlo. El baremo que se emplea para calcular la cuota viene dado por la medición de las emisiones contaminantes de dióxido de carbono (CO2) y va por tramos. Hasta el 31 de diciembre de 2020 se utilizó el ciclo NEDC (New European Driving Cycle). El 1 de enero de 2021 se tomó como referencia los datos WLTP, que son más realistas. Al arrojar datos más elevados, hay menos ejemplares que quedan exentos del gravamen y otros que saltan de tramo, por lo que acaban pagando más.

El impuesto de matriculación, en España se calcula en base a las emisiones de CO₂ homologadas por cada vehículo, derivadas ellas misma de su consumo. Hasta 2019, las homologaciones se hacían con el desfasado ciclo NEDC y posteriormente pasaron a efectuarse con el más realista ciclo WLTP. La consecuencia primera fue el aumento de las emisiones homologadas de cada coche. De ahí que en España se pidiera una moratoria para su aplicación efectiva hasta el 1 de enero de 2021.

Tramos del impuesto de matriculación

En España existen cuatro tramos impositivos para el impuesto de matriculación:

  • Emisiones hasta 120 g/km de CO₂: 0%

  • Entre 120 y 160 g/km de CO₂: 4,75%

  • Entre 160 y 200 g/km de CO₂: 9,75%

  • Más de 200 g/km de CO₂: 14,75%

Estos tramos no varían ni tampoco varían los tipos impositivos. Sin embargo, lo que sí varía es la cantidad que se abonará. Los coches cuyas emisiones de CO₂ homologadas bajo el ciclo NEDC los situaban cerca del tramo superior de imposición, con la aplicación efectiva del WLTP para el cálculo del impuesto, se verán gravados con el tipo superior.

La gran cantidad de impuestos que ya han de pagar los conductores, unida al aumento de precios de los coches nuevos y las pésimas cifras en la producción, es una combinación peligrosa que vendrá a agravar el contexto de crisis del sector del automóvil motivado por la falta de microchips y que se prevé se prolongue a lo largo del próximo año.

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!